Sobre la hermosa villa de Alpa Corral, de cristalinos ríos, frondosos pinares y con la cálida brisa serrana, se desarrolla este emprendimiento de 74 hectáreas, sobre un parque que fuera una esplendorosa finca de los años 20. Su gran parquización centenaria de pinos, castaños y eucaliptus, que protege la plantación de manzanos duraznos, nogales, almendros, ciruelos y olivos convierte a este emprendimiento en un parque único, capaz de transmitir con sus árboles, animales, pájaros y su agua de manantial una pertenencia natural, armonizando la humanidad para generar un parque silvestre residencial.

Con lotes de 700 metros cuadrados y 18 metros de frente, este emprendimiento completa todas las características para ser totalmente único.

2b7951ca3923b28a9e77518b19d1ea46.png
931095c4442a6b69f717233f80aa0a68-boton-d
logo portada.png

COLABORAN: